LECCIONES DE VIDA

Nunca te arrepientas de nada y aprende la lección vital de todo.

Aprende a disfrutar de tus momentos de soledad, así como de los momentos que compartes con esas personas especiales que amas.

Alguien que conocí me decía muy sabiamente que de lo único de lo que te puedes arrepentir en esta vida será de aquello que no tuviste valor para hacer; de lo que has hecho, aunque estuviera mal seguro que has sacado algo positivo, una lección, una enseñanza, por lo tanto, de aquello que hayas hecho saca pecho y nunca hables mal de ello, porque al menos debes tener en cuenta que fue, como poco tu elección.

El honor y la lealtad son básicos en tu vida para mantener a las personas adecuadas y sino para llegar a ellas, y si ves que eso es lo que falta en las personas que te rodean huye de ellas.

Eso sí, ten por cuenta una cosita, el honor y la lealtad son básicos tanto de ida como de vuelta, no puedes pedir aquello que no des.

No le prestes dinero a quien sabes que no te lo devolverá.

Más vale deberle dinero a un millonario que a un pobre y, cuida bien a quién le pides dinero.

Un vicio, sea cual sea, jamás será excusa para descuidar a las personas que te aman.

Cree en lo que quieras, pero sobre todo cree en ti.

Personalmente creo más en la espiritualidad que en aquellos que te piden cosas, creo más en aquellos credos que te piden que creas en ti para mejorar el mundo, que en los que te piden que para mejorar el mundo debes darles tal o cual de tus riquezas que quizás no tienes y que a lo mejor no ves a la larga que saquen a los que de verdad lo necesiten de la pobreza mientras exponen oros y otras cosas con las que se podrían alimentar a un país de medianas dimensiones.

Deja tu casa perfecta cuando vayas a salir, porque  sabes cómo te vas, pero no sabes cómo volverás, en qué estado ni con quién. Quizás vuelvas enfermo, lesionado y acompañado.

Canta en la ducha. Canta en el coche. Canta en la playa. Canta allá donde te plazca. Canta acompañado, canta riendo, canta y sé feliz cuando cantes, aunque desafines porque la música es felicidad.

Siéntete libre de hacer aquello que te haga sentir bien pero que te construya y no destruya a nadie.

Cuida una planta o un jardín.

Recuerda que las plantas nos dan lo que necesitamos para respirar y son una parte esencial de nuestras vidas, mientras no entiendas eso no entenderás nada de nuestra parte en este planeta.

Ten en cuenta que nunca tendrás una segunda oportunidad para crear una buena primera impresión.

Observa el amanecer y el atardecer cada vez que puedas, son regalos que nuestra Madre Naturaleza te ofrece y que puedes compartir.

Descubre tus habilidades y explótalas.

Si sacas partido de algo que te gusta no tendrás que trabajar un sólo día de tu vida.

Ama tu trabajo, o déjalo; si no lo amas serás un esclavo un tercio del día al menos.

No juzgues lo que pasa en casa de nadie, tú no estás ahí.

Básate en tu experiencia para tomar una decisión, pero recuerda que hay más razones para tomarla, y jamás tomes una decisión en caliente.

Pide ayuda cuando la necesites, no eres menos por solicitar ayuda, y acuérdate de pedirla a las personas adecuadas, de nada servirá que pidas ayuda para un dolor de cabeza a tu mecánico por muy buen mecánico que sea y que le pidas a tu médico que te revise las finanzas, aunque tenga una vista excepcional.

Enséñale valores y principios a alguien, preferentemente a un niño, no será ese alguien el único beneficiado, porque tú aprenderás de esa persona también.

Sentirte pleno y realizado al final del día con cualquier actividad que realices hará que mañana encares el nuevo día con más ganas y siendo más positivo, apostaría a que también empezarás el día con una sonrisa.

Valora y agradece a quien te tienda la mano, pero sobre todo no lo olvides jamás.

Aprende a ser observador y no tendrás que arrepentirte de errores ni pedir perdón.

Cuida tus finanzas, la economía va y viene, las personas generalmente permanecen.

Nunca creas la versión de alguien sobre algo que ha pasado, probablemente hay más versiones, la suya, la del contrincante, la de la familia de cada uno de los dos, la versión de sus respectivos amigos, la de los vecinos que pueden tomar parte por uno u otro, y la de los jueces, que no tienen porqué no estar implicados, la de quien paga velando por sus intereses… nunca creas una sola de las versiones, pues incluso estando presente tus ojos pueden llamarte a engaño.

Los recuerdos tienden a mentirnos con el paso de los años, pues nosotros mismos los dulcificamos para engañarnos y no resultar damnificados por nuestro propio pasado.

Sé amable con tus vecinos, un buen vecino multiplica el valor de tu casa y uno malo hará que tu casa sea un infierno.

Hazle el día más alegre a alguien y tu día será más feliz.

Debes ser analítico con quienes te rodean, pero sin llegar a dañarlos con un juicio que los analice.

Compite contigo mismo, eso te hará ser hoy mejor que ayer y mañana mejor que hoy, imagínate cómo podrás ser en un año.

Regálate algo mínimo una vez al día  a la persona que amas, no tiene por qué ser algo material, quizás una flor antes de un encuentro, quizás una nota en el espejo, quizás una carita dibujada en la escarcha invernal en su cristal del coche, la vida la componen los detalles, no es el dinero lo que mueve el mundo sino el amor.

Cuida tu salud, tienes una y cuando se acabe tu vida también se irá con ella.

No permitas que nadie juegue con tu dignidad, una vez que juegan la primera vez creerán que pueden hacerlo siempre.

Rodéate de lo mejor entre los que te rodean, elije, escoge, imagina que es como elegir las hojas de una lechuga, no meterías en tu plato hojas malas, ¿verdad?.

Saluda con una sonrisa siempre, será el mejor pasaporte para moverte entre las personas de tu vida.

Deberás pensar rápido, pero deberás hablar despacio.

No hables con la boca llena.

Mastica despacio, come menos de lo que necesites y bebe más agua de la que creas necesitar, camina hasta que estés cansado y dormirás descansando.

Lleva tus zapatos siempre limpios, corta tus uñas, cuida tus manos y tus pies, eso dará una buena imagen de ti.

No opines sobre temas que desconozcas.

Nunca maltrates a un animal, a un niño, o a quien esté en desventaja frente a ti.

Alza la voz ante todo aquello que te parezca una injusticia.

Nunca pierdas la maravillosa oportunidad de quedarte callado.

Reconoce a todos su esfuerzo porque eso te honrará.

Sé humilde, ante todo y ante todos.

Nunca olvides de donde vienes y no pierdas de vista el objetivo hacia el que vas.

Viaja cada vez que te sea posible, porque viajar ampliará una cultura que no está en los libros, ni en las aulas.

Cede el paso, da igual que vayas conduciendo o a pie.

Baila bajo la lluvia. Baila en casa. Baila allá donde se te presente la oportunidad, solo, sola, con él, con ella, en grupo, bailar muestra la alegría de tu alma, deja la timidez a un lado y ríete de aquel que te juzgue por bailar, pues quien te juzgue no hace otra cosa que mostrar su arrogancia a los que le quieran prestar atención.

Busca tu éxito, sin desistir, únicamente en eso es bueno la tozudez, ahí la llamarán tesón.

Nunca hables mal de quien no está porque no sabes quién pueda estar escuchando y cómo te pueda entender. Y si fuera necesario hablar de alguien en esos términos asegúrate de que lo que digas fue dicho primero al interesado cuando se lo comentes a otras personas para evitar triángulos innecesarios.

Y hablando de triángulos, huye de triángulos amorosos y de círculos viciosos pues son cuadraturas redondas de las que pocas veces se sale indemne.

CECILIA KRULL – My life is going on

 

Si te ha gustado tienes otras publicaciones para leer en:

Voy pasando páginas

©VictoriadelaFuente2019

¡SI TE GUSTA COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

Imagen en Pixabay

Anuncios

13 comentarios sobre “LECCIONES DE VIDA

Agrega el tuyo

  1. Ay! Que fartura de reír 😂😂😂😂😂
    Algunas de las cosas que digo caen de cajón y como dice una buena amiga mía, de cajón de madera de pino del bosque.
    Son lecciones que desgraciadamente la vida se va encargando de darte.
    No sé, por ejemplo, que si te digo que te estás equivocando con tal o cuál cosa o situación será injusto que lo comente sin que estés delante ya que ese sería desleal hacia ti, incluso hacia mí misma.
    Esto viene porque luego vienen los dimes y diretes, todos lo hemos visto.
    Y no me voy a poner con cada párrafo, pero si lo analizas seguro que lo has vivido.
    Gracias por leerme y las risas.
    Un abrazo.

    Le gusta a 3 personas

  2. Me has dejado boquiabierta.
    Gracias, supongo.
    Gracias, otra vez.
    Tal como lo comenté en un comentario anterior son en su mayoría cosas de esas que dices que se caen por su propio peso, de las que te dicen: de cajón de madera de pino del monte, si las vas analizando una a una y vas pensando en algo que te haya pasado en tu vida verás que no es tan descabellado.
    Un abrazo.

    Me gusta

  3. Normalmente quien nos puede aconsejar mejor es alguien que ya ha vivido mucho o que tenga mucha experiencia. Personalmente, me gusta hablar con los mayores, porque muchas veces tienen esa sabiduría que no se puede aprender en los libros, y pueden enseñarte cosas muy interesantes. Y es que el joven conoce las reglas, pero el viejo las excepciones.
    No obstante, a mí la lección de vida más importante me la dio una persona muy joven, tan joven que aún no había ni nacido: fue mi hijo mayor antes de nacer, por todo lo que tuvo que superar para poder llegar al mundo. Y lo explico…
    Su embarazo fue muy complicado, con varias amenazas de aborto, probabilidades altas de malformaciones genéticas, problemas en los riñones y en el corazón. Recuerdo que en uno de los sangrados, la ginecóloga nos dijo que se había iniciado el proceso de aborto y que las probabilidades de seguir adelante con el embarazo eran casi nulas. ¡Una semana más tarde se sorprendió cuando nos vio en la consulta y comprobó que seguía el embarazo adelante!. No nos atrevíamos a ponerle nombre, puesto que no sabíamos si iba a llegar a nacer, así que le llamábamos McGyver, porque conseguía superar problema tras problema.
    Finalmente, nació, tras un parto complicado, con cesárea de urgencia incluida, semanita ingresado en la UCI, y con un problema en un riñón, pero que afortunadamente fue curándose con el tiempo. Nos parecía un milagro tener a nuestro hijo, después de tantas dificultades.
    Ahora que Diego ya es suficientemente mayor para comprender ciertos temas, le hemos explicado lo complicada que fue su llegada al mundo y por qué le seguimos llamando a veces McGyver.
    Y siempre le daremos las gracias por la lección de vida que nos demostró con su lucha por nacer, porque un día quiso llegar, y fue él.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: